EN UNA SESIÓN HISTÓRICA EL SENADO DE LA NACIÓN APROBÓ DE MANERA VIRTUAL VEINTE DECRETOS

El primer paso para sesionar online. El Senado aprobó por unanimidad el protocolo para sesionar virtualmente mientras se extienda la disposición de aislamiento social y obligatorio como consecuencia de la pandemia de coronavirus que afecta al país.

De esta manera, en la primera votación de carácter remoto, en la que seis legisladores debieron expresar su voto a viva voz por «problemas técnicos», los senadores avalaron el mecanismo mediante el cual se desarrollarán las sesiones hasta que se levanten las restricciones sanitarias.

El primero de los artículos establece la realización de sesiones virtuales mediante videoconferencia de modo excepcional por 60 días, plazo que podrá ser prorrogado en tanto persista la situación de emergencia sanitaria.

El protocolo aprobado establece además que las sesiones tratarán sobre medidas específicas en el marco de la emergencia sanitaria, sobre leyes que requiera el Poder Ejecutivo y las iniciativas que a criterio del Congreso sean necesarias para combatir la Covid-19.

A pesar de que Zoom es la aplicación más popular del momento para realizar reuniones virtuales, la elección del Congreso para sus sesiones por videoconferencia será a través de la plataforma Cisco Webex, que funcionará de forma integrada con herramientas del entorno Microsoft. 

El protocolo de seguridad de cada sesión es estricto. Los senadores y senadoras ingresarán a la plataforma con un código de acceso individual, entregado a través de funcionarios del Registro Nacional de las Personas (Renaper) o del Registro Civil de cada provincia.

Oficiales del Renaper o del Registro Civil de cada provincia estarán presentes en los diferentes organismos oficiales, en los despachos o en los domicilios autorizados de los senadores para validar su identidad con dos tecnologías disponibles de identificación biométrica: toma de huella dactilar o mapeo del rostro.

El sistema que se utilizará para validar la identidad de los legisladores es un software de alto rendimiento, posicionado entre el primero y el segundo mejor sistema según atributos en los rankings mundiales. Entonces, una vez verificada la autenticidad del registro, el protocolo establece que se debe contabilizar la presencia de cada senador y senadora en el tablero del recinto a los fines de computar quórum.

Antes de lograr el quórum de la primera e histórica sesión virtual, el vicepresidente primero del Senado, Maurice Closs, consideró ante la prensa que «tiene plena justificación» el Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) que modifica el Presupuesto y habilita al jefe de Gabinete a reasignar partidas y señaló que «en buena hora» la Argentina tiene un Gobierno «fuerte» y un «proyecto político» con un «Estado presente».

 

 

«Si tuviéramos gobernando un Estado ausente, como algún gobernador que decía que inaugurar hospitales era prácticamente una pérdida de tiempo, o que se degradaba un Ministerio tan importante como Salud a una Secretaría, no tengo duda de que la situación hoy nos hubiera agarrado mucho peor preparados de lo que estamos», añadió Closs.

Además, el senador oficialista fue consultado por el Decreto 457/2020, publicado el lunes en el Boletín Oficial, luego de que el interbloque de diputados nacionales de Juntos por el Cambio (JxC) presentara ayer un proyecto para derogar los artículos referidos a la reasignación de partidas presupuestarias.

«La pandemia requiere también esta libertad de administración, con todos los controles, porque todo va a ser controlado» sostuvo el misionero, que agregó que por este motivo el DNU «tiene plena justificación».

«Es muy difícil administrar un país donde los ingresos se te caen como piano, donde los ingresos que van surgiendo de las arcas nacionales tiene que ver con la emisión monetaria y donde la asignación de esos recursos se tiene que dar en extremos nunca previstos», siguió su explicación. 

«Yo nunca imaginé que el Estado argentino iba a estar cubriendo el 50% de los salarios de las empresas privadas», añadió en su argumentación, por eso consideró que se trata de una «situación absolutamente atípica» donde los ingresos y su asignación «dependen del día a día».

Closs habló finalmente de Brasil, país limítrofe con su provincia. En ese sentido se mostró conforme porque los gobernadores e intendentes del vecino país en los distritos cercanos a la Argentina «han tenido una postura mucho más rígida que la del presidente de Brasil, Jair Bolsonaro» en relación a la cuarentena.

De todos maneras hizo hincapié en que aún las políticas más cuestionada de Bolsonaro «tienen su gente que lo acompaña y no son pocos» y consideró que también en la Argentina «hay muchos que tienen una visión con un sesgo mucho más economicista que sanitarista».

Por otro lado, el senador bonaerense por Juntos por el Cambio, Esteban Bullrich, expresó su deseo de que el país salga adelante de la crisis generada por la pandemia. “Deseamos que la Argentina salga fortalecida de esta crisis tan dura que atravesamos”, expresó durante la sesión virtual, al hacer uso de la palabra desde su despacho.

El senador bonaerense pidió “dejar de lado medidas voluntaristas y entender que la situación es realmente grave” y expresó que la oposición está “dispuesta a trabajar en la construcción de soluciones colectivas”. En ese sentido, ponderó la decisión del Ejecutivo de «prohibir los despidos», pero reclamó “evitar las caídas de las empresas”.

El Sistema no es Infalible.

Cabe mencionar que durante su discurso, cuando iban dos horas y cuarenta minutos de sesión virtual sin inconvenientes, la videoconferencia se cortó durante un cuarto de hora. “Levanten la mano quiénes me escuchan”, llegó a decir la presidenta provisional cuando las pantallas gigantes del recinto habían restablecido la imagen, pero no el sonido.

De hecho, no sólo Bullrich perdió su conexión, sino que todas las pantallas de los legisladores quedaron en blanco ante la sorpresa de la presidenta provisional del Senado, Claudia Abdala de Zamora, que moderaba la discusión.

Como la conexión con Bullrich no se restablecía, la senadora santiagueña le dio la palabra al oficialista porteño Mariano Recalde, quien tampoco pudo iniciar su discurso por problemas técnicos.

Finalmente, Bullrich terminó su discurso pero, como la conexión de Recalde no se arregló, el turno pasó para la radical tucumana Silvia Elías de Pérez, luego si pudo intervenir el senador del FDT, quien defendió el Decreto que prohíbe los despidos de trabajadores durante la pandemia.

Al respecto, Recalde aseguró que «no se debe confundir un despido como un derecho del empleador» y que la medida fue acompañada por «una batería de normas que también apuntaron a proteger a las empresas«, como «el pago de salarios con ayuda estatal o la suspensión de cortes de servicios por falta de pago».

En representación de la oposición, la senadora de Cambiemos, Laura Rodríguez Machado, le siguió en el uso de la palabra a Recalde y justificó los despidos al decir que «siguieron ocurriendo» porque «cuando alguien no puede pagar no tiene otro recurso».

La senadora citó incluso una frase que le atribuyó a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, que la escuchaba desde el estrado, según la cual «las normas antidespidos son el camino más seguro al infierno» y señaló que el Decreto que prohibió los despidos «se llevan al infierno a todos».

DNU: Espionaje vs Trabajo.

Más tarde, el senador nacional por el FDT de Neuquén, Oscar Parrilli, cuestionó los Decretos firmados por Macri e hizo una analogía con los veinte instrumentos emitidos por el Gobierno. “La oposición se queja de algunos de los DNU del presidente Fernández, pero ninguno de los firmados por el ex presidente eran de necesidad ni de urgencia”, expresó.

El senador oficialista argumentó que “uno de los primeros que firmó fue la transferencia de la oficina de escuchas telefónicas, de la Procuración a la Corte. Aunque no fue a la Corte, sino que se la mandó a los organismos de inteligencia”.

“Usted recordará que nosotros fuimos víctimas de esas escuchas. Era una necesidad y una urgencia del presidente Macri espiar a los opositores”, dijo Parrilli refiriéndose a la actual presidenta del Senado, Cristina Fernández de Kirchner.

El senador también recordó que otro decreto que emitió el gobierno de Macri fue “cuando derogó la implementación del nuevo Código Procesal Penal porque, según decían, esa ley le daba demasiados poderes a la Procuradora”. “Después de lo que hicieron en la mesa judicial con la persecución a Alejandra Gils Carbó, sabemos a qué se referían”, agregó.

A lo largo de su intervención, el senador enumeró varios decretos firmados por el macrismo, hasta que Cristina lo interrumpió porque se le había acabado el tiempo. “Si quiere, en la próxima sesión sigue recordando decretos de los últimos cuatro años”, le dijo la presidenta del Senado.

Por último, vale destacar que estas fueron sólo algunas de las intervenciones de la primera sesión virtual del Congreso de la Nación, en este caso de la Cámara Alta, donde los DNU de Alberto Fernández en el marco de la pandemia tuvieron el protagonismo, principalmente el que evita los despidos y que los trabajadores pierdan sus fuentes de trabajo.

RELACIONADAS

Noticias de Opinión

Noticias Populares