FRANQUICIAS: EL SECRETO DE UN BUEN NOMBRE

Jonathan Landesman, director de la firma Administración Consortium, define a la Propiedad Horizontal como "una máquina de vivir que debe funcionar como una gran orquesta". 

 

Junto a su socio Gabriel Goldszier administra conjuntos inmobiliarios, barrios cerrados y galerías comerciales que deben ritmar al compás de la crítica situación económica. 

En plena crisis post PASO, lejos de achicar oficinas y personal decidió lanzar la plataforma de franquicias que venía proyectando desde hace 2 años. 

En apenas un mes, Administración Consortium ya sumó 4 franquiciados, algo que triplica la expectativa del modelo de negocio. Y aspira a consolidarse en 2020 como la primera compañía en su rubro capaz de aplicar su plan de administración a lo largo y ancho del país.  

¿El secreto? "Tenacidad y un buen nombre". Así lo cuenta Landesman en esta nota.

-A qué se refiere con un buen nombre?

JL: Me refiero a una marca que sea impoluta, que mas allá del marketing pueda sostener con honestidad y transparencia los valores de la marca. Con mi socio creamos un sello de garantía en el cual brindamos asesoramiento sobre la administración integral de consorcios. Nuestro mejor agente de prensa es la misma gente para la cual trabajamos. 

-¿Por qué decidiste hacer una  apuesta tan grande en el actual contexto económico?  

JL: Porque hacía falta prestigiar el sector que está muy contaminado por pseudos profesionales .  

¿A que atribuye la rápida aceptación que tuvo en el mercado?

JL: Hemos logrado un buen posicionamiento a fuerza de trabajo responsable y seriedad. Eso es algo que en este rubro no abunda. Hay muchos profesionales cuya reputación está impregnada de estafas a los copropietarios. Hay administradores que cobran lo que quieren, liquidan sobresueldos de empleados o generan deudas ficticias al consorcio.   

¿Cómo ves a la firma de cara a 2020?

JL: La veo como una red federal de administradores trabajado bajo las mismas reglas a lo largo y ancho del país. Nuestra profesión es muy anárquica. No tenemos cuerpos colegiados que nos regulen, que nos controlen. La marca que creamos oficia de malla de contención para quienes se lanzan a ejercer esta actividad.

RELACIONADAS

Noticias de Opinión

Noticias Populares