ABRUPTA CAIDA DEL PODER ADQUISITIVO DEL TRABAJADOR MEDIO

La caída del valor del peso provocó una suba general de precios que llegó cuando muchos acuerdos salariales ya están firmados y ejecutados. Sólo en agosto los asalariados perdieron un 1,5% de su capacidad de compra. Se amplían los reclamos sindicales para lograr la reapertura de paritarias.

La pérdida del poder adquisitivo en las clases populares es uno de los sellos de la era Macri. Desde la asunción de Cambiemos, el valor de los salarios, jubilaciones y asignaciones sufrió una caída en torno al 20 por ciento. Producto de la devaluación de agosto, esa situación se agravará y profundizaría esa caída en un 1,5% más.

 

El poder adquisitivo es la capacidad de compra a partir del ingreso. Por ejemplo, los ingresos de una persona le alcanzan para comprar diez productos determinados; un año después, los ingresos le alcanzan para comprar ocho de esos productos; así, el poder adquisitivo de esa persona cayó un 20 por ciento.

 

En el nivel de la economía más general, el cálculo implica cruzar a la inflación con el salario (u otro tipo de ingreso). Los últimos datos del Indec sobre inflación y salario (Índice de Precios al Consumidor y Coeficiente del Valor Salarial) muestran que entre junio del año pasado y el mismo mes de 2019, la pérdida del poder adquisitivo fue del 10,14 por ciento. Los datos oficiales de agosto, tanto de inflación como de salario, estarán disponibles a mediados y fines de septiembre, respectivamente.

 

 

 

La devaluación del peso con respecto del dólar es depredadora. El Centro de Economía Política Argentina (CEPA) estima que producto de la última devaluación, durante agosto el poder adquisitivo caerá en un 1,5%. Para el cálculo, CEPA utilizó una estimación propia para el salario y los pronósticos de inflación del REM (Relevamiento de Expectativas de Mercado), elaborado por el Banco Central en base a los cálculos de 50 especialistas.

 

De concretarse la caída del 1,5%, sólo sería comparable con las ocurridas luego de las grandes devaluaciones de 2018: en mayo, con una devaluación del 22%, la baja fue del 1,62%; y en agosto, con una devaluación del 35,5%, del 2,6 por ciento.

 

De esa misma forma, CEPA calcula que desde la asunción de Mauricio Macri hasta fin de este año la pérdida del poder adquisitivo de los asalariados será del 21,44%. "La característica principal del gobierno de Cambiemos ha sido la pérdida del poder adquisitivo. Dejarán el gobierno con una caída en torno al 20% en los ingresos populares. A veces, los números parecen fríos o que dicen poco, pero es una barbaridad porque puede comprar menos, porque implica menos reclamos sindicales y laborales, y porque en términos macroeconómicos es una caída del consumo fenomenal, y sabemos que el consumo es el principal componente de la demanda agregada en la Argentina", evaluó Hernán Letcher, titular del CEPA.

Con esta estimación y diagnóstico coincide Matías Barroetaveña, director del Centro de Estudios Metropolitano (CEM), de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET). "Según nuestros cálculos, la caída del poder adquisitivo quedará alrededor del 18% a fin de año. Esto significa que para diciembre habrá unos 84 mil pobres más. Es parte de un círculo vicioso: pérdida de poder adquisitivo y caída del gasto público, por lo cual hay un achicamiento permanente del mercado interno, que deriva en una caída de los ingresos del Estado por menos recaudación, lo cual lleva a un nuevo ajuste y recorte del gasto público", analizó.

 

Santiago Fraschina, director de la carrera de Economía en la Universidad de Avellaneda (UNDAV), hizo el cálculo en dólares: "En 2015, el Salario Mínimo Vital y Móvil medido en dólares se ubicaba primero en Sudamérica. En 2019, se ubica noveno, sólo por delante de Venezuela. Es una caída abrupta", describió.

 

"Estoy convencido de que uno de los objetivos del gobierno de Macri era pulverizar el salario en dólares y lo lograron. Nos quisieron hacer creer que con eso el país iba a lograr competitividad, pero las exportaciones no aumentaron. Quedó demostrado que no es así. Es uno de los mitos que derrumbó el macrismo. Tienen el concepto ideológico de que el problema es el costo laboral, no sólo en dólares sino en derechos, por eso apuntaban a la reforma laboral, avalados por el FMI. Decían que eso iba a traer la lluvia de inversiones. Ese mito se destrozó en los cuatro años del macrismo", afirmó Fraschina.

RELACIONADAS

  • DISTINCION INTERNACIONAL PARA UNA COMPAÑÍA ARGENTINA DE ALMACENAMIENTO DE ENERGIA

    Aggreko, líder mundial en energía modular y móvil, y almacenamiento de energía, ha sido seleccionado para dos premios líderes de la industria, en reconocimiento a su entrega de una solución de energía a partir de gas licuado de petróleo (GLP) para la Isla Virgen de St. Croix.

  • LA CAÍDA DEL CONSUMO MASIVO COMPLICA LAS OPERACIONES DE MONDELEZ ARGENTINA

    El gigante de la alimentación esta trabajando con los funcionarios del Ministerio de la Producción y los representantes del sindicato de la alimentación para evaluar medidas que no impliquen el despido directo de trabajadores o el cierre de plantas. En ese sentido, se mantienen reuniones que podrían llevar a una suspensión de empleados por un semestre. 

  • EL BANCO PROVINCIA ACUERDA UN TOPE DE 40% PARA CRÉDITOS DE MIPYMES

    Banco Provincia, FOGABA y el ministerio de Economía provincial acordaron bonificar la tasa de los préstamos de las MiPyMES, que ahora tendrán un tope del 40%. La medida alcanza a todos los créditos liquidados y a otorgarse hasta fin de año que cuenten con garantía de FOGABA.

     

Noticias de Opinión

Noticias Populares