FUE APROBADA LA LEY DE ECONOMÍA DEL CONOCIMIENTO

El proyecto de Ley de promoción de la “economía del conocimiento” que concede disminuciones e incentivos fiscales al software y otras industrias de la “economía del conocimiento” fue convertido en ley este miércoles 22 de mayo en el Senado por 49 votos.

Con la coautoría del Diputado Juan Brügge, presidente de la Comisión de Comunicaciones e Informática de la Cámara de Diputados de laNación y el trabajo en conjunto con el diputado Luciano Laspina, presidente de la Comisión de Presupuesto, se arribó a la aprobación de una ley  que busca ampliar el régimen de promoción del software a la industria del conocimiento, incorporando numerosos rubros, como los servicios informáticos y digitales, la producción audiovisual, la biotecnología, la biología, la bioquímica y la microbiología.


También se verán contemplados los servicios geológicos, la nanotecnología, las industrias aeroespacial, satelital y nuclear, los sectores de videojuegos y robótica, los servicios de electrónica y comunicaciones, la industria del 4.0 y “todos los servicios profesionales que tengan por objeto la exportación”.


El nuevo régimen de promoción de la economía del conocimiento tendrá vigencia desde el 1ro. de enero de 2020 hasta el 31 de diciembre de 2029.


Los beneficiarios gozarán de estabilidad fiscal sobre todos los tributos nacionales a partir de su inscripción en un registro nacional que se crea en el proyecto.


Como incentivo, se establece un bono de crédito fiscal transferible por única vez, equivalente a 1,6 veces el monto de las contribuciones patronales que corresponda pagar, el cual deberá ser aplicado al pago de los importes a abonar, en carácter de anticipos o saldos de declaración jurada, en concepto de impuesto a las Ganancias e IVA.


Cuando los trabajadores en relación de dependencia tengan título de doctor, el bono de crédito fiscal generado por ese empleado será equivalente a dos veces el monto de las contribuciones patronales correspondientes, por el término de 24 meses desde su contratación.


Por otra parte, las empresas quedarán alcanzadas por el Impuesto a las Ganancias en la alícuota reducida del 15% en la medida en que mantengan su nómina de personal; y además no serán sujetos pasibles de retenciones ni percepciones del IVA.


El proyecto también crea un “régimen de incentivo para la participación privada en la financiación y sostenimiento de actividades de investigación en ciencia y tecnología aplicada a realizarse en instituciones universitarias”.

RELACIONADAS

Noticias de Opinión

Noticias Populares