UNA EXCUSA FRENTE AL OLVIDO (Por Mariela Blanco- Periodista)

El Día Internacional de los Museos -que se celebra mañana sábado- representa una nueva oportunidad para reflexionar sobre nuestro ADN cultural.  

La Ciudad de Buenos Aires tiene ausencias, olvidos, lugares históricos en ruinas, teatros convertidos en escombros y cafés notables en manos extranjeras que ya no guardan canciones, ni poemas de la intelectualidad porteña que los frecuentaba. 

 

 

 

Sin embargo, tiene museos que resguardan parte de nuestra historia y permiten repensar de dónde venimos, cuál es la verdadera esencia del ser porteño, de qué estamos hechos y cuánto hemos heredado de las distintas olas inmigratorias.

 

 

 

En esta oportunidad, quiero destacar el Museo Criollo de los Corrales ubicado en el barrio de Mataderos, que recibe miles de visitantes cada domingo que recorren La pulpería, la capilla, la caballeriza y el patio del aljibe. El paseo se completa con La Feria de las Artesanías y Tradiciones Populares Argentinas, un espacio de encuentro federal a cielo abierto imperdible.

 

Cuenta con más de 600 puestos que ofrecen artesanías en madera, metal, prendas realizadas en telar y gastronomía autóctona.

 

Sus administradores velan porque ese lugar emblemático del sur de Buenos Aires no sufra los embates de los carteles intrusivos de los sponsors porque la idea allí es mostrar fusionar el campo con la ciudad y reivindicar nuestras raíces.

 

Pero hay para todos los gustos: el Museo José Hernández, el Museo Quinquela Martín,el Palais de Glace, el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, el Museo Nacional de Bellas Artes, el Museo Sívori.

 

Incluso, estoy convencida de que la ciudad en sí misma es un gran museo al aire libre si prestamos atención a lo que tiene para contarnos con sus empedrados, sus pasajes, sus cortadas y sus túneles.

 

¿Y nos preguntamos una y otra vez por qué amamos Buenos Aires? ¿Por qué uno sufre la ciudad y la extraña apenas se aleja? Quizás porque es como nosotros: terriblemente desequilibrada, caótica, reversible, contradictoria, rebuscada, antojadiza, inconsecuente, que se fue haciendo como pudo. Y en toda su locura, uno queda atrapado. 

RELACIONADAS

Noticias de Opinión

Noticias Populares