MACRI Y BOLSONARO DIALOGARON TELEFÓNICAMENTE POR EL MERCOSUR

MÁS DE DIEZ AÑOS DE NEGOCIACIONES INCONCLUSAS ENTRE LOS PAÍSES MIEMBROS DEL MERCOSUR Y LA UNIÓN EUROPEA. EN MEDIO DE LA GUERRA COMERCIAL PROTECCIONISTA QUE ENFRENTA A CHINA Y A LOS ESTADOS UNIDOS, ARGENTINA Y BRASIL SE PONEN AL HOMBRO UNA NEGOCIACIÓN DE LIBRE COMERCIO QUE AÚN POSEE ACUERDOS POR ALCANZAR EN MATERIA AGRÍCOLA, INDUSTRIAL Y DE SERVICIOS.

POR ANTONIO D"ERAMO

Fue una conversación breve pero sustanciosa porque el diálogo telefónico sostenido por Jair Bolsonaro y Mauricio Macri puede acelerar una negociación de libre comercio entre los dos bloques comerciales que no termina de cristalizar y que posibilitaría que los países del Mercosur accediera al mercado del viejo continente, en particular, con su productos agrícolas y alimenticios y, posibilitaría, el arribo de productos industriales de Europa.

Estas dos consecuencias generan resistencias en algunos sectores sociales de un lado y del otro del océano Atlántico. Productores agropecuarios franceses, polacos y de otras regiones no quieren los productos del campo argentino, paraguayo y brasileño e industriales de San Pablo continúan resistiendo la llegada de productos manufacturados en la Unión Europea.

Un club, el europeo, golpeado por la salida de Gran Bretaña y que necesita revitalizarse mientras que el anquilosado Mercosur ha visto como crecen sus posibilidades para acceder a mercados como el británico, que ahora quedará libre de regulaciones de Bruselas capital donde se encuentra el poder de la Unión Europea (UE), y explora otras posibilidades para acrecentar el comercio fuera de su región.

Mauricio Macri y Jair Bolsonaro parecen estar marcando cual es el camino correcto para generar prosperidad a los pueblos que gobiernan que es del libre comercio entre las regiones. Cuestión que parece estar alejada de los pensamientos del repúblicano presidente estadounidense, Donald Trump, y del comunista, Xi Xinping, que ha visto, contra su deseo, como debe proteger su economía frente a la agresividad comercial norteamericana. 

La doctrina del proteccionismo vuelve a ser protagonista en el escenario mundial a raíz de las decisiones de las dos potencias. Un acuerdo Mercosur-Unión Europea mostraría, por el contrario, una sana tendencia que procure prosperidad y relaciones pacíficas entre los pueblos. 

 

RELACIONADAS

Noticias de Opinión

Noticias Populares