EL MACRISMO DE MORON PREOCUPADO POR UN POSBLE DERROTA DE TAGLIAFERRO

El ex marido de la gobernadora busca fortalecer los timbreos y la campaña callejera a través de los empleados municipales

Alejado de la primera hipótesis individual de sacar un ejército de 500 empleados municipales para impulsar el corte de boleta, el intendente Ramiro Tagliaferro se decidió - por imposición partidaria - a seguir los consejos del ecuatoriano Jaime Durán Barba. "Vamos por todo, a matar o morir", dicen ahora los Macristas y apuestan todas las fichas a fortalecer la imagen del presidente Mauricio Macri.

Así como su ex esposa María Eugenia Vidal y el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta, Tagliaferro tratará ahora de fortalecer a Macri para convertir a ese "collar de melones" en una oferta electoral digna que, por lo menos, le permita retener su gobierno. 

Hoy por hoy, grandes distritos como Morón, Bahía Blanca y Mar del Plata, están quedando en manos de la oposición.
El Macrismo en Morón.
Consciente de la ventaja electoral que hoy le está sacando Lucas Ghi - candidato de Unidad Ciudadana -, la semana pasada Tagliaferro se aferró a figuras Macristas que «bajaron» al distrito. Así, el Ministro de Seguridad bonaerense Cristian Ritondo visitó la Central de Monitoreo para entregarle "seis patrulleros". A cambio, el Municipio de Morón debe ocuparse del combustible y el mantenimiento de los seis automóviles. En la misma semana, el Ministro de Transporte de Nación, Guillermo Dietrich, participó en el Parque Industrial Tecnológico Aeronáutico Morón (PITAM) de un simposio sobre conectividad aerotransportista. 
El próximo viernes, Dietrich volverá a Morón para mostrar las pequeñas obras realizadas en la estación local del Ferrocarril Sarmiento. Para ello, Cambiemos mostrará a familiares de víctimas de la tragedia de Once y ya acordó con la organización de Vendedores Ambulantes que ese día no se asiente en los alrededores del tren.

RELACIONADAS

Noticias de Opinión

Noticias Populares