CRITICAS CONTRA EL USO DE LAS FFAA PARA TAREAS DE SEGURIDAD INTERIOR

El presidente anunció desde Campo de Mayo que avanzará con la reforma de las Fuerzas Armadas para permitir “mayor colaboración” de los militares en tareas de seguridad interior, como la lucha contra el narcotráfico y la custodia de “objetivos estratégicos”.

 

En un breve anuncio, que hizo desde Campo de Mayo, Macri confirmó lo que ya había advertido el Día del Ejército: las fuerzas armadas actuarán frente a las “nuevas amenazas del siglo XXI”. Organismos de derechos humanos y dirigentes de la oposición repudiaron el anuncio que otorga a los militares mayor intervención.

 

 

“Las Fuerzas Armadas tienen prohibido intervenir en temas de seguridad interior. Este nuevo paradigma de las nuevas amenazas construye enemigos internos y aumenta la violencia. Involucrar a las Fuerzas Armadas en seguridad interior pone en riesgo su gobierno civil y los derechos humanos”, advirtieron desde el CELS, quienes llamaron a repudiar la reforma y defender la “estricta separación” entre defensa y seguridad interior.

Para el ex ministro de Defensa Agustín Rossi involucrar a los militares “exige la modificación de tres leyes piramidales de la democracia argentina”, en referencia a las leyes de Defensa, Seguridad Interior e Inteligencia. “Sin ello es ilegal. Por lo tanto el debate debe pasar por el Congreso de la Nación”, remarcó el ahora diputado nacional.

El periodista Martín Granovsky de P/12 señaló “Macri abrió las compuertas que llevan hacia México. En 2006 el presidente Felipe Calderón sumó a los militares a la lucha contra el narcotráfico. Los muertos por la guerra entre los narcos y la guerra militar antinarco, a los que se añaden los asesinatos por otros crímenes, llegaron a 234 mil entre 2006 y 2017. Son datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía y del Sistema Nacional de Seguridad Pública de México. Primera aclaración: el problema del narco en la Argentina no tiene nada que ver con el de México. Los cuates tienen del otro lado de su frontera norte –3.100 kilómetros con los Estados Unidos– la mayor demanda de droga del mundo. Antes, de cocaína. Ahora también de opioides y drogas sintéticas. Segunda aclaración: la participación militar produjo más muertes pero no solucionó el problema del narco”.

 

RELACIONADAS

Noticias de Opinión

Noticias Populares