VENCIERON AL CANCER Y CUENTAN SU EXPERIENCIA

Más de 700 mujeres se realizaron un tatuaje de reconstrucción de areolas mamarias en Mandinga Tattoo. El proyecto Indelebles retrata algunas de ellas y cuenta su historia.

p { margin-bottom: 0.25cm; direction: ltr; line-height: 120%; text-align: left; }a:link { color: rgb(5, 99, 193); }

 

El proyecto fotográfico Indelebles retrata a sobrevivientes del cáncer de mama que perdieron muchas cosas por culpa de la enfermedad, tanto a nivel físico como emocional.

 

Esas mujeres, a partir de sus ganas de vivir y actitud positiva, no resignaron la capacidad de reclamar el poder y el control sobre su cuerpo. Por eso se realizaron el tatuaje de reconstrucción de areolas mamarias.

 

Una de ellas es Andrea Bazar: “Antes del tatuaje no me veía incompleta, sino que sentía que estaba rota. Por ese elegí retratarme en una situación que demuestre cómo lo superé. Hoy me miro al espejo y veo un cuerpo de mujer. Que no es poco”.

 

Lidia Lanvers es la primera que se tatuó la areola mamaria con Diego Starópoli: “Antes ni me miraba al espejo. Hoy me veo en una foto que transmite alegría. Mi retrato muestra luz y colores, lo opuesto a la oscuridad que vivimos durante la enfermedad”.

 

Por su parte, Paulina Gallegos explica por qué decidió sumarse a Indelebles: “La cicatriz era el recuerdo vivo de todo el proceso. Me hice el tatuaje y ya no evito mirarme. Participo de esta iniciativa para que más mujeres sepan que existe una oportunidad para recuperar eso que perdieron”.

 

Retratos movilizadores

Las imágenes construyen un colectivo de mujeres en sororidad a partir de ese tatuaje y la superación del cáncer. Pero cada retrato captura la singularidad y cuenta la historia de la protagonista.

 

No se trata sólo de su pasado. Las fotos representan la forma en que cada mujer se siente y se percibe hoy a partir de la relación que mantiene con su cuerpo (vínculo resignificado gracias a la reconstrucción de areolas mediante un tattoo).

 

Ellas y otras protagonistas eligen una situación o contexto que represente su actualidad y el mensaje que deseen transmitir. Más allá de los distintos trasfondos y preferencias, en el proceso de producción prevalecen sentimientos de optimismo, agradecimiento y vida plena.

 

Cada foto demuestra que ese tatuaje es mucho más que una intervención estética. El aspecto diferencial es que les permite recuperar el control de su piel. Es una marca que funciona como un punto final, porque cierra un período de sus vidas o completa un proceso de sanación. O incluso su propio cuerpo.

 

El proyecto nació de la inquietud de Gonzalo Gerardin (a cargo de las fotografías), y Alejo Tarrío (investigación y textos), de la productora Angelita Cine. Comenzaron a desarrollarlo al tomar conocimiento de la iniciativa de Diego Starópoli, creador de Mandinga Tattoo, quien realiza tatuajes que reconstruyen areolas mamarias (el pezón), de manera solidaria. Empezó en septiembre de 2015 y ya lleva tatuadas más de 700 mujeres

 

Gonzalo Gerardin destaca que “gracias a este proyecto conocí mujeres increíbles. Mujeres reales que atravesaron situaciones muy complicadas. Me siento muy honrado por su confianza para transmitir su mensaje. Con todas generamos relaciones Indelebles, que exceden el hecho fotográfico, y eso ya retribuye todo el esfuerzo.”

 

“Más allá de difundir la acción solidaria, desde el primer momento buscamos hacer foco en los aspectos positivos del proceso por el cual las protagonistas superan la enfermedad. En cada retrato se muestra que la última palabra es suya, no del cáncer. Por eso consideramos clave hacer hincapié en los resultados de esa lucha por recuperar el control de su cuerpo”, señala Alejo Tarrío.

 

Con el foco puesto en octubre de 2019

El objetivo para 2019 es realizar una muestra con veinte retratos durante octubre (Mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama). Estará abierta no sólo espectadores interesados en la prevención y tratamiento de la enfermedad, sino también al público en general, con interés por la fotografía y las historias humanas auténticas.

 

Un adelanto de la muestra será la participación de Indelebles en el XV Tattoo Show, la convención de tatuajes más grande de la Argentina, que se realizará los días 8, 9 y 10 de marzo en La Rural. Indelebles estará presente con una galería que exhibirá algunas de las fotografías y se brindará información sobre el proyecto.

 

Además, en el escenario de la convención, cada día se proyectará un video que incluye testimonios de las mujeres que fueron retratadas.

 

Indelebles no sólo apunta a difundir las historias de las mujeres que se tatuaron las areolas para generar toma de conciencia sobre prevención y controles. El proyecto busca llegar a un público amplio. Por eso la idea es llevar la muestra a distintas localidades del país y ampliar el rango de público que lo pueda apreciar.

 

Apoyo institucional

Cada instancia de desarrollo de lndelebles se caracteriza por el talento y profesionalidad que aplican las personas que lo llevan adelante. Pero también se basa en el esfuerzo que requiere la autogestión de los proyectos cuyo retorno no se refleja en lo económico.

 

Indelebles convoca a los interesados en sumarse como sponsors para terminar de concretar producciones, edición, diseño y realización de las copias, entre otras acciones del proyecto que demandan inversión. ¿Cómo sumarse a esta iniciativa? Escribir a: alejo@angelitacine.com, gonzalo@angelitacine.com

p { margin-bottom: 0.25cm; line-height: 120%; }

RELACIONADAS

Noticias de Opinión

Noticias Populares