CONSIDERAN QUE SEPTIEMBRE FUE EL PEOR MES PARA ECONOMIA NACIONAL

En septiembre las condiciones financieras locales siguieron deteriorándose, a pesar de que los precios de los bonos y las acciones tuvieron cierto repunte durante el mes. Otro factor muy positivo fue el incremento en la liquidez de corto plazo de los bancos, de la mano del aumento de encajes y la tasa de política (Leliq). No obstante, el resto de las variables locales se deterioraron.

Por Antonio D"Eramo


 El informe de prensa del ICF- Índice de Condiciones Financieras del mes de septiembre de 2018, fue elaborado por los ejecutivos del IAEF junto a los economistas de la consultora Econviews. Las conclusiones no son las mejores y se remarca que las variables financieras se deterioraron de manera pronunciada como no ocurría desde enero de 2014 bajo el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner.


El reporte indica que, en septiembre, las condiciones locales tuvieron el mayor deterioro mensual desde enero de 2014 tras caer 16.5 puntos, de este modo se ubican en zona de estrés severo

 

 

- Las condiciones externas mejoraron 2.0 puntos y siguen en zona de confort 

 

- De esta manera, el índice de condiciones financieras tuvo en septiembre una caída mensual de 14.5 puntos y se ubicó en 

10.3 puntos, el peor registro desde marzo de 2016, respecto a un o atrás muestra un muy fuerte retroceso de 59.2 puntos. 

Hay tres variables que se encuentran severamente estresadas y explican la mayor parte del deterioro de las condiciones locales: la depreciación esperada a corto plazo, la inflación mensual y la tasa de interés.  

 

El estrés tan severo que muestran estas tres variables se encuentra muy vinculado a la corrección externa que está transitando la economía argentina desde hace algunos meses, desatada tras una disminución abrupta en el crédito externo disponible. Es improbable que estas variables puedan mostrar una mejora destacable hasta tanto no se desactive la inestabilidad cambiaria asociada a esa corrección, lo que podría comenzar a ocurrir en los próximos meses.

 

Cabe recordar que valores negativos ya sea del índice o de una variable corresponden a situaciones de estrés que son mayores al promedio histórico, valores positivos a situaciones de confort y valores cercanos a cero a condiciones financieras normales.


 

RELACIONADAS

Noticias de Opinión

Noticias Populares